miércoles, 4 de diciembre de 2013

space - Hasta nunca ISON

El cometa ISON ha muerto. Confirmado hoy 4 de diciembre. Tras su ocultamiento tras el Astro Rey, ha habido que esperar varios días para estar completamente seguros. Hasta ayer mismo, los más optimistas esperaban que por lo menos un fragmento del núcleo del cometa consiguiera sobrevivir al acercamiento suicida al Sol. Pero el ISON, según acaba de anunciar oficialmente la NASA, se ha vaporizado casi por completo.

El día 28 de noviembre de 2013 alcanzó el perihelio pasando a tan solo 1165000 km (724000 mi) de la superficie solar. Inicialmente se consideró que las altas temperaturas lo habían volatilizado por completo, pero el 29 de noviembre la sonda para el estudio solar SOHO detectó que parte del núcleo se conservaba, sin embargo su luminosidad había disminuido drasticamente siendo inobservable a simple vista. El 2 de diciembre, el CIOC anunció la total desintegración del cometa, aunque la NASA sigue investigando la posibilidad de que un diminuto fragmento pudo haber sobrevivido.

Las previsiones más optimistas preveían que la integridad del núcleo del cometa no se viera gravemente afectada pudiendo dar lugar de este modo a quizás uno de los cometas más brillantes que el hombre hubiera observado, superior a la del Gran Cometa de 2007 C/2006 P1 y al Cometa Hale-Bopp (o C/1995 O1

A pesar de que el momento exacto de la «muerte» del ISON se desconoce, lo cierto es que al aparecer por detrás del disco solar, tras rodearlo, el cometa ya no estaba ahí. «Todo lo que quedaba -explica C. Alex Young, del Centro Goddard de la NASA»- era una nube de escombros sin núcleo».

Antes de su fatal acercamiento al Sol, el núcleo helado del cometa tenía un diámetro de 1,2 km. Pero esa enorme bola de roca helada llegó, el pasado 28 de noviembre, a estar a poco más de un millón de km. del Sol, lo que significa que tuvo que soportar temperaturas cercanas a los 2.700 grados centígrados.


Breve bitácora del cometa.

El cometa pasó a 0,07248 UA (10.843.000 km; 6.737.000 mi) de Marte el 1 de octubre de 2013.

Llegó a su perihelio el 28 de noviembre de 2013 a una distancia de 0.0124 UA (1.860.000 km; 1.150.000 mi) del punto central del Sol y de 1165000 km (724000 mi) de su superficie. Este proceso involucró la volatilización de gran parte del material que lo conformaba dando lugar a un desvanecimiento repentino de la luminosidad que pudo ser captada por los diferentes instrumentos de observación de actividad solar.

Sin embargo, el día 30 de noviembre su luminosidad había disminuido drasticamente siendo de magnitud 7 que es inobservable a simple vista.

Previsiblemente en los primeros días de diciembre 2013 pudieran verse sus restos observado con prismáticos, en el hemisferio norte mirando poco antes del amanecer, en la dirección en la que sale el Sol.

El 26 de diciembre de 2013 se acercará a 0,43 UA (64.000.000 km; 40.000.000 mi) de la Tierra, si es que lo que quede de el mantiene su trayectoria.

Fuente: Wikipedia

0 comentarios:

My Tweets

Protegelas.com