domingo, 14 de agosto de 2011

Whitepaper - El arte de las #tendencias

#hashtag #twitter #trendingtopics.

En español, al hashtag le dicen "etiqueta con almohadilla".

Desde que Twitter se coló en la vida cotidiana, se creó la necesidad de resumir sucintamente un tema caliente con el #- en inglés, hashtag- perfecto.

Uno de los últimos éxitos más evidentes fue #hackgate, que se refería al escándalo de las escuchas en el desaparecido diario News of the World, así como #1yeartogo ("a un año"), para los twits de los Juegos Olímpicos de 2012.

Pero otro, menos obvio, hilo conversacional que se convirtió en tema del momento fue #thingswelearnedontwitter (#las cosas que aprendimos en Twitter), en el que se marcan pequeños fragmentos de sabiduría como "escribir coherentemente en 140 caracteres o menos es un arte" y "a la gente le gusta mucho tomarle fotos a su comida". La etiqueta #getsonmyneves (#me desespera) también ha sido popular.

En el Reino Unido, #stayonyourfeet (#manténganse de pie) resultó ser uno de los más éxitos más fortuitos del año en Twitter.

Surgió después de que el experto en fútbol Ray Wilkins usó esa frase repetidamente durante el partido entre el Real Madrid y Tottenham Hotspur en la Liga de Campeones.

Después de algunas de las estrellas de Twitter -conocidos como "twitterati"- como Rio Ferdinand usaran la misma frase, la etiqueta se disparó. El servicio de seguimiento de twits Topsy.com le da una calificación de 42.000 twits, y sigue en alza.

#política

Más político, y posiblemente más ofensivo, fue un hashtag creado por el bloguero estadounidense Jeff Jarvis para ventilar su ira mientras el Congreso discutía la deuda de Estados Unidos.

Los gobiernos lo usan para que opinen los ciudadanos, pero algunos no necesitan invitación.

"Un hashtag es abierta y profundamente democrático", escribió Jarvis en su blog después de que su hashtag se tornara viral. "La gente se congrega alrededor de un #: lo aplauden y lo diseminan, o lo ignoran y lo dejan marchitar".

Topsy.com lo calificó con 120.000 twits.
Al otro lado del mar, en su habitación en Londres, el estudiante Sanum Ghafoor, de 19 años, creó #blamethemuslims (#culpen a los musulmanes) tras mirar la cobertura mediática de los recientes atentados en Noruega.

"Primero era un ataque terrorista de al-Qaeda", señala Ghafoor. "Cuando se dieron cuenta de que era un noruego, los comentaristas decidieron que era un plan local inspirado en al-Qaeda. Cuando se descubrió que el perpetrador era rubio y tenía ojos azules, dijeron que era un convertido al Islam, inspirado por al-Qaeda..."

"Se partía siempre de culpar a los musulmanes, así que creé ese hashtag".

La idea era culpar sarcásticamente a los musulmanes de todo, así que Ghafoor -que es Strange_Sanum en Twitter- twiteó y la idea atrajó a seguidores de todo el mundo. Según Topsy.com, más de 165.000 twits la han repetido.

Muchos estaban ofendidos, pero otros tantos entendieron el chiste.

"Se le está acabando la batería a mi teléfono, #culpa de los musulmanes" es un ejemplo.

Efímero

Twitter no tiene preferidos, pero declara ganadores.

Twitter está recibiendo más de 200 millones de twits al día, unos 105 millones más que en diciembre pasado.

Rastrea el volumen de términos mencionados constantemente.

Los temas llegan a la lista de "trending topics" (temas del momento) cuando el volumen de tuits aumenta dramáticamente en un momento.

Twitter le da más énfasis a la novedad que a la popularidad. Las tendencias se deciden con un algoritmo que identifica temas de los que se está hablando más ahora que previamente. Así que las tendencias no se marcan por el interés acumulado, sino por algo mucho más efímero.

Twitter no tiene hashtags favoritos, pero sí revela los récords de más twits por segundo.

Un récord reciente fue marcado al final del torneo femenino mundial de la FIFA en julio, cuando hubo 7.196 twits por segundo, poco después de las 6 a.m. en Japón, luego de que su equipo ganara.
No sorprende que algo así sea popular.

Pero para el creador de un hashtag, el reto es llamar la atención de la gente con una frase ingeniosa.

Y eso no es fácil.

Fuente: BBC
Whitepaper

Sent from my BlackBerry

0 comentarios:

My Tweets

Protegelas.com